RESUELVE TUS DUDAS

Esta suele ser la situación habitual, personas que han hecho muchos intentos en su pérdida de peso. En la mayoría de las ocasiones esas dietas no cumplían los requisitos adecuados en cuanto a balance de nutrientes, lo cual se traduce en que pueden lograr pérdida de peso pero no a expensas de pérdida de grasa, sino de agua y de masa muscular. Lo primero implica una deshidratación y lo segundo un daño al tejido muscular. En el primer caso el agua se recuperará con lo cual aumentará el peso y en el segundo caso, la pérdida de masa muscular se seguirá de caída del gasto metabólico, esto supone una dificultad de primer orden para lograr reducir el peso.

Por tanto, es esencial la prescripción de dietas que respeten la masa muscular y que busquen pérdida de grasa. Además las últimas investigaciones apuntan a que una vez que se produce el incremento de peso hay un desequilibrio metabólico y hormonal que debemos restaurar si queremos que nuestro cuerpo funcione de forma adecuada.

Así que no sirve cualquier dieta para lograr este objetivo de pérdida de grasa, aunque muchas pueden lograr pérdida de peso.

La edad trae consigo cambio importante en la composición corporal. Uno de ellos es la progresiva pérdida de masa muscular, esto va a ralentizar nuestro metabolismo.

Por supuesto también influye la mala percepción de los alimentos que consumimos pues cada vez son menos naturales y hay un notable abuso de azúcares de alta densidad.

Así que lo importante es programar dietas que devuelvan el equilibrio perdido a nuestro sistema hormonal, en ese caso la pérdida de peso es posible a cualquier edad.

Por supuesto que es posible hacer dieta y más si la ganancia de peso resulta excesiva. Mientras el balance de macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas) sea correcto y el balance de micronutrientes (minerales, vitaminas y oligoelementos) tenga en cuenta las necesidades de la gestante no hay inconveniente en seguir dieta. Si además hay alteraciones en el embarazo, aparece hipertensión u otra patología asociada al aumento de peso se puede y se debe actuar con dieta, lo que redundará en beneficio de la madre y el hijo.

No hay problema en combinar tratamientos entre sesiones de peeling, pero no es aconsejable realizar otros tratamientos en la misma sesión. Hoy pensamos en nuestro paciente de un modo integral y no vemos solo tratamientos a realizar sino aquellos tratamientos que tendrán el mejor resultado. De cualquier forma parece lógico lograr una mejoría manifiesta de la piel de la cara, cuello, escote o manos antes de emprender otros retos.

A veces sorprende ver que se están realizando tratamientos, tales que Vistabel (Botox), Mesoplastia, rellenos o hilos subcutáneos, sobre pieles envejecidas sin haber hecho nada por iniciar una reparación de esas pieles en toda regla.

Una vez bien valorado lo que expones puede mejorar todo de forma importante con peeling de fenol o combinado con glicólico y TCA. Tu caso es habitual y siempre logramos una buena mejoría en conjunto. Muchas veces no os hacéis tratamientos por desconocimiento, por temor a no quedar bien o porque pensáis que son procedimientos complicados y caros. Hay que perder esos miedos porque no están justificados en absoluto.

Quizás el ácido salicílico produce picor y un leve escozor, pero no es preocupante porque este ácido penetra de forma muy superficial y las molestias no duran más de 3 minutos. Con otros ácidos como TCA, puede haber enrojecimiento después del peeling, pero durará varios días, no semanas y será discreto. No hay que olvidar que la combinación de ácidos tiene por objetivo potenciar los resultados pero también minimizar las molestias y efectos secundarios indeseables. Además hay un tratamiento que se realiza después del peeling para evitar o paliar los efectos indeseables que pudieran producirse. Por otra parte nuestros pacientes van a estar atendidos por su médico en todo momento que lo precisen.

Sin duda, sobre todo si no se han realizado nunca peelings, que son una magnífica herramienta aunque no la única. De todas maneras debemos pensar que un acné en tu edad debe tener otras causas y formar parte de alguna alteración endocrinológica. Por eso además de indicar peelings se debe investigar la causa de ese acné y realizar los correspondientes análisis para averiguarla. Eso hará que el tratamiento requerido sea el adecuado y ese acné pueda resolverse

Está contraindicado en embarazo, lactancia, enfermedades neuromusculares y personas que tienen problemas con la coagulación de la sangre o están en tratamiento anticoagulante en estos casos se debe exclusivamente a la posibilidad de más hematomas. Salvo lo anterior puede hacerse en cualquier persona y época del año.

Alrededor de 6 meses. Suele bastar con 2 tratamientos por año La repetición del tratamiento suele prolongar la duración del mismo.

Las marcas propiedad de terceros que aparecen citadas en la Web lo son a título meramente informativo, para ilustrar o complementar la descripción de los tratamientos a los que se refieren, sin que el centro perciba en ningún caso remuneración alguna por dicha inclusión ni exista colaboración comercial alguna entre ambas partes a efectos publicitarios.