VARICES

VARICES

La esclerosis de varices es el tratamiento de elección para eliminar varices sin recurrir a la cirugía. Dependiendo del tipo de esclerosante se pueden eliminar desde las pequeñas arañas vasculares hasta las grandes varices tronculares.

Debemos a los Dres. Cabrera y García Mingo de España y al Dr. Tessari de Italia el poder esclerosar las grandes varices que antes estaban reservadas a la cirugía. Este cambio radical en el tratamiento viene avalado por dos pilares fundamentales: la obtención de una microespuma densa y estable y la punción de la variz guiada por ecógrafo.

Las varices superficiales que nuestros pacientes pueden reconocer en ellos mismos pueden ser de varios tipos:

  1. Telangiectasias: Son vénulas intradérmicas permanentemente dilatadas. Según su calibre y profundidad pueden verse:
    • Rojas, también llamadas arañas vasculares. Su diámetro es inferior a 1 mm.
    • Azules o violetas, de forma arborescente o como filamentos de escoba, poseen un diámetro alrededor de 1 mm.
  2. Varices reticulares: De color azulado, a veces verdoso, de 1 a 3 mm de calibre o más. Pueden ser intradérmicas o subcutáneas. En ocasiones se asocian a las telangiectasias o pueden ser su causa. Son muy comunes en la cara lateral de la pierna tanto por encima como por debajo de la rodilla.
  3. Varices tronculares: Son varices subcutáneas, de gran calibre. Cuando la persona está de pie se ven claramente porque su dilatación hace relieve sobre la piel. Pueden corresponder a varices de las grandes venas de la pierna como la safena mayor y menor o ser ramas accesorias de las anteriores. Pueden encontrarse a lo largo de la cara interna de la pierna, cara posterior y lateral de la pantorrilla o cruzando la cara anterior del muslo.
  4. Corona flebectásica: Se llama así a las telangiectasias intradérmicas localizadas en la cara interna o externa del pie. Cuando aparecen pueden ser la primera señal de una enfermedad varicosa avanzada, lo que obliga a efectuar exploración Doppler.
  5. Perlas varicosas: Son dilataciones pequeñas y elevadas, como una ampolla de color azul violáceo. Pueden encontrarse en cualquier localización y tener complicaciones como varicoflebitis o hemorragia. También suelen expresar enfermedad varicosa de larga evolución.
  6. Varices perineales: Se producen en mujeres durante el embarazo y son indicativas de congestión pélvica. En muchas ocasiones persisten después del parto.

Las varices pueden ir acompañadas de otros signos, no siempre específicos, como pesadez o sensación de cansancio de las piernas. El dolor suele estar ausente y no es demasiado relevante. Otros signos que podemos encontrar son los siguientes:

  • Edema: Incremento perceptible de líquido en el tejido subcutáneo en el cual puede quedar marcada la impronta del dedo bajo presión. Suele estar limitado al tobillo pero puede extenderse hasta el pie o la pierna.
  • Pigmentación: De color marrón oscuro, inicialmente punteada que puede confluir en manchas extensas con el paso del tiempo. Al principio limitada al tobillo, pero puede llegar hasta el tercio superior de la pantorrilla.
  • Eccema: Erupción rojiza, con pequeñas ampollas, a veces con picor importante, con exudación o descamación de la piel. Suele encontrarse en la proximidad de venas varicosas y en ocasiones extenderse a otras zonas de la pierna.
  • Lipodermatoesclerosis: Es un signo de enfermedad venosa severa, corresponde a inflamación crónica con posterior fibrosis de la piel e incluso del tejido subcutáneo. Se percibe como una zona indurada que no se deprime con la presión.
  • Hipodermitis: Es una forma aguda de la anterior, por tanto habrá signos de inflamación, zona caliente y roja, además de induración
  • Atrofia blanca: Expresa también enfermedad varicosa avanzada, son áreas de color blanco nacarado distribuidas entre capilares dilatados y zonas hiperpigmentadas.
  • Úlcera venosa: Es la peor evolución que puede tomar la enfermedad varicosa crónica. Son difíciles de cicatrizar sino se actúa sobre las varices responsables de su aparición.
Otros tratamientos CORPORAL