RELLENOS

RELLENOS

Desde la introducción de la cirugía con fines cosméticos en la última parte del siglo XIX, pasando por los implantes de grasa propia a lo largo del siglo XX, y dejando atrás el empleo de colágeno bovino, se ha llegado a los procedimientos actuales que, en breve tiempo, pueden modificar de manera espectacular el aspecto de una persona.

También ha cambiado notablemente el abordaje de devolver la belleza perdida por la causa que fuere al rostro, tanto si es producto de determinadas enfermedades, como si es el exceso de sol o el propio devenir del tiempo. Si antes los especialistas en estética se basaban en el levantamiento y estiramiento quirúrgico de la piel, en la actualidad la regla es restituir el volumen y el contorno facial.

Aunque los cánones de belleza difieren entre distintas culturas y poblaciones, hay un consenso. Los contornos del rostro bien delimitados, simétricos y unidos a una textura de piel homogénea con un tono de la misma uniforme, es la base de unos rasgos atractivos.

Otros tratamientos FACIAL