FOTODEPILACIÓN

FOTODEPILACIÓN

La fotodepilación o eliminación del pelo mediante la energía de la luz se ha convertido en un tratamiento de éxito en los últimos años, practicado en todo el mundo, debido a los excelentes resultados clínicos y a la satisfacción de los pacientes en los resultados inmediatos y a largo plazo.

La Luz Pulsada Intensa (Intense Pulsed Light, IPL) se utiliza ampliamente en fotodepilación, marcando la diferencia respecto a otros métodos tradicionales de tratamiento, debido a que puede actuar sobre superficies extensas como espalda y piernas de un modo rápido y eficaz. La IPL calienta selectivamente, mediante pulsos de luz el folículo del pelo, el bulbo piloso y otras estructuras afinas, dejando intacto el tejido de alrededor sin irritación y sin daño. La fotodepilación está especialmente indicada en personas de piel clara o morena suave con pelo oscuro y grueso.

La fotodepilación basada en una fuente de luz láser se emplea en aquellas zonas con pelo más difícil de erradicar o en personas de fototipo oscuro (personas muy morenas). Cuando la piel es muy pigmentada contiene mucha melanina, y esta melanina compite con la melanina que contiene el folículo del pelo, por lo cual debe emplearse una luz más selectiva como la que proporcionan determinados láseres para evitar dañarla.

Los láseres más avanzados en fotodepilación de piel oscura son los láseres de Nd: YAG de pulso largo que emiten en la longitud de onda de 1064 nm, como el láser CoolTouch Varia que poseemos en Clínica Alcolea que además tiene la particularidad de enfriar la piel con un dispositivo especial de gas frío, antes de cada disparo, haciendo que el tratamiento sea seguro e indoloro.

Otros tratamientos LÁSER