La prestigiosa revista de Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana,  ha publicado en el Vol. 45 Nº 4. 2019: 343-464, el trabajo de investigación realizado por los doctores Justo Alcolea y Liza Mkhitaryan basado en la utilización de toxina botulínica tipo A para el tratamiento del bruxismo.

El bruxismo es una patología que consiste en apretar la mandíbula y / o rechinar los dientes, y  que ocurre de forma inconsciente durante el descanso. Es  frecuente en muchos individuos siendo causa de problemas como desgaste de los dientes, cefaleas, dolor muscular, o incluso fractura de piezas dentales.

Las conclusiones del estudio indican que la Toxina Botulínica tipo A podría proteger las estructuras bucales y faciales del daño ocasionado por el bruxismo.

 

Publicación