Lifting sin cirugía

Soft Lift: un concepto diferente de lifting

Soft Lift es un nuevo concepto de lifting sin cirugía que combina en una sola sesión la restauración del volumen perdido, la rehidratación profunda de la piel envejecida y la relajación de los músculos hiperactivos, responsables de las arrugas de expresión.

Desde hace muchos años en Clínica Alcolea aplicamos Soft Lift como la manera más natural de actuar contra el envejecimiento sin límite de edad, porque es una técnica versátil, muy poco invasiva y menos traumática que las técnicas de inyección convencionales. Para su realización se emplean microcánulas flexibles en vez de agujas rígidas. Este cambio es muy importante ya que podemos trabajar en áreas delicadas con total seguridad, tales que alrededor de los ojos, la boca, mejillas o el reborde mandibular, lugares todos ellos con numerosos vasos sanguíneos y nervios que, con esta técnica, quedan completamente respetados y a salvo de lesiones. El tratamiento basado en el empleo de microcánulas permite obtener mejores resultados sin que se hagan morados o se produzcan neuritis, pues nervios y vasos son desplazados con suavidad y sin dañarlos.

El Soft Lift es aplicable al rejuvenecimiento, tanto de hombres como mujeres, sin que la edad de uno u otro suponga una limitación en el efecto o los resultados de la técnica.

Tratamiento

El empleo de Soft Lift supone un tratamiento integral en todas aquellas zonas que lo requieran, atendiendo a cambiar todas aquellas arrugas y surcos que marcan un descenso y producen en el rostro la sensación de cansancio y tristeza, que todavía contribuye más a la apariencia de envejecimiento.

Para tratar estos signos de envejecimiento se emplean productos como el ácido hialurónico estabilizado de origen no animal (Restylane® o Juvederm®), biocompatible, biodegradable, sin toxicidad y sin alergias. Las diferentes concentraciones y densidades del ácido hialurónico (AH) nos permiten trabajar en cualquier edad y a distintos niveles de la piel o del tejido subcutáneo o más profundamente para mejorar las diversas zonas que lo necesitan, prolongando su acción durante un año y medio o más. Además de su acción inmediata de relleno e hidratación, el AH estimula la producción del propio colágeno e impide la degradación del que ya existe.
En las arrugas de expresión dependientes del exceso de actividad muscular hay que actuar con toxina botulínica (TB) tipo A (Azzalure®, Bocouture® o Vistabel®) que relajará los músculos responsables de la formación de esas arrugas. El tratamiento con TB es ideal para relajar también aquellos músculos que tirando hacia abajo contribuyen a acentuar la flacidez y el descolgamiento de la cara, así como permite relajar los músculos maseteros, responsables del rechinar de dientes y del dolor de la articulación de la mandíbula.

En dependencia con el grado de envejecimiento de la piel, la aplicación de complejos con ácido hialurónico, vitaminas, minerales y oligoelementos (NCTF 135 HA®), contribuye a devolver a la piel de modo natural, aquellos elementos responsables de su normal funcionamiento para que su restauración sea completa y eficaz.

La posibilidad de integrar en la misma actuación las tres líneas de productos, el empleo de microcánulas flexibles para no provocar traumatismos, unido al buen conocimiento de la anatomía dinámica hace posible alcanzar en una sesión resultados altamente satisfactorios que pueden servir tanto para la prevención del envejecimiento en la década de los 30 años como contribuir a restaurar el volumen, la forma y la hidratación perdida en el rostro de los pacientes que se encuentran en décadas más avanzadas.

Esta técnica mínimamente invasiva puede evitar totalmente la cirugía, retrasarla, hacerla menos agresiva o complementarla.

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN

Póngase en contacto con nosotros y resolveremos todas sus dudas sobre nuestros tratamientos.